EXTRAÑOS EN UN TREN - Intercambio de Crímenes

|

INTRODUCCIÓN

Descubrí a Alfred Hitchcock hace ya muchísimos años. Posiblemente las primeras películas que vi de este gran director del cine clásico fue "Los pájaros" y "Psicosis". No recuerdo en qué orden, hace demasiados años de ello.
Redescubrí a Hitchcock hará unos 15 años (o quizás más), cuando en TVE pusieron un ciclo sobre la filmografía de este autor. No recuerdo haberme enganchado al ciclo desde el principio.
Lo que sí recuerdo de esa época, es que acababa de comprarme mi primer aparato de vídeo, y que las primeras películas que grabé fueron precisamente las que se emitieron entonces.
La primera de ellas fue "Con la muerte en los talones", a la que tengo un especial cariño. Le siguieron "Psicosis", "Los pájaros", "Marnie, la ladrona", "Cortina rasgada", "Topaz", "Frenesí" y "La trama". (Éstas son las 8 últimas películas que dirigió Hitchcock).
Desde ese preciso momento me convertí en una incondicional de su cine.
Cuando acabó el ciclo, me entraron ganas de conocer mucho más del autor, y poco a poco fui descubriendo otras de sus películas, como "Falso culpable", "El hombre que sabía demasiado", "Atrapa a un ladrón", "La ventana indiscreta", "La soga", "Rebeca", etc. Y también, algunas de su etapa inglesa, como "Alarma en el expreso", "39 escalones" o "Agente secreto", entre otras.

Cuando ya pensaba que conocía toda la filmografía de Sir Alfred de su etapa Hollywoodense, me doy cuenta que me falta una por ver: "Extraños en un tren".
La primera vez que vi esta película fue en el ya desaparecido programa de La2 "Qué grande es el cine". Muchos tachaban ese programa de aburrido, pero a mi me gustaba. Ya no sólo por las películas que programaban, sino también por el coloquio, en el que se contaban muchas curiosidades sobre la película.
Pero vayamos a lo que nos interesa en esta ocasión.


ALFRED HITCHCOCK

Después de todo lo dicho, no me queda más remedio que reconocer que siento debilidad por las películas de Alfred Hitchcock. Ninguna de sus películas me ha decepcionado. Ni de su etapa inglesa (que no conozco al completo, pero todo se andará), ni de su etapa hollywoodense (que ya por fin he completado con esta película). No conozco ninguna de sus películas mudas, aunque ojalá algún día vea al menos alguna de ellas; sería interesante, para conocer su evolución como director.
Por lo tanto, estamos hablando de un director inglés que empezó su andadura en el séptimo arte en la época del cine mudo, que supo adaptarse al cine sonoro (no todos supieron), incluso al cine en color. Que debido a su fama aterriza en Hollywood, en donde se convertiría en uno de los grandes del cine clásico americano.

Pero ¿cómo definir la filmografía de Hitchcock?
En principio, podemos decir sin temor a equivocarnos, que Hitchcok es un director de cine de suspense; no en vano es considerado el "MAESTRO DEL SUSPENSE".
Pero, es algo más que eso. Muchos lo definen como un "ARTESANO DEL SÉPTIMO ARTE". Un hombre que no deja nada al azar en todas y cada una de las secuencias; un maniático de los detalles, de los pequeños detalles; un perfeccionista hasta extremos impensables. Un hombre que sabe narrar sus historias de un modo magistral. Muchos lo califican como el "MAESTRO DE LA NARRACCIÓN". Un hombre que sabe jugar con la cámara, con sus famosos primeros planos que nos dicen mucho más que 5 min. de diálogos interminables; con esas escenas que no lo muestran todo pero sin embargo dicen mucho, ya que antes ya se molestó en enseñarnos lo que necesitamos saber para adivinar lo que está ocurriendo; con esas tramas que nos enganchan y nos sorprenden en cualquier momento.
Pero también y a pesar de que estemos hablando de un director de cine de suspense, sus películas están llenas de detalles irónicos. Siempre hay detalles en sus películas que nos hacen al menos sonreir.
Resumiendo, todo un VIRTUOSO del séptimo arte.

Cameos
Muchos conoceréis los Cameos de Sir Alfred, me refiero a sus famosas y rituales apariciones en muchas de sus películas (Hitchcock dirigió 53 películas y aparece en 33 de ellas). A medida que iba descubriendo la filmografía de Hitchcock, estaba muy pendiente de ver en que escena salía; es como jugar a "dónde está Wally". La que más me costó encontrar fue en la película "Náufragos" (1944), en la que aparece en una fotografía suya en un periódico, pero lo divertido del caso es que es un anuncio sobre un producto de adelgazar. Se ven dos Hitchcock uno gordo y otro delgado, el resto os lo podéis imaginar. Desde luego es un detalle irónico que demuestra que el Señor Hitchock tenía sentido del humor.
En "Extraños en un tren" (la película que nos ocupa) aparece subiéndose al tren cargado con un instrumento (posiblemente un contrabajo o algo similar).
El porqué de sus cameos son quizás algo ambigüos, ya que algunos consideran que son un reflejo claro de su egolatría; otros sin embargo, lo consideran como una firma de un gran genio, que supo sacar provecho a su propia imagen, ya no sólo en cine sino también en televisión (muchos recordamos aquellos programas de televisión "Alfred Hitchcock presents" (1955-1962) y "La hora de Alfred Hitchcok" (1962-1965) en la que aparecía su silueta). Lo que sí está claro es que durante muchos años, tuvo en vilo al público que iba a ver sus películas, ya no sólo por el tipo de películas que rodaba, sino también por saber en qué momento iba a aparecer su figura inconfundible.

Público
En una ocasión dijo que una película que no tenía éxito en taquilla no era una buena película. En eso no estoy de acuerdo con él; no en vano la historia del cine está repleta de películas muy taquilleras que no valen nada, y de grandes películas que sin embargo no tuvieron el beneplácito del público. Para Hitchcock el público era muy importante, era un director que realizaba sus películas pensando en el público. Supongo que de ahí su afirmación. Pero desde luego es una afirmación muy discutible.


LA PELÍCULA

"EXTRAÑOS EN UN TREN" está basada en una novela de Patricia Highsmith. Whitfield Cook fue quien hizo el primer borrador de la adaptación de la novela al cine. A partir de ahí se necesitaba un buen guionista para que desarrollara esa adaptación. En los créditos de la película aparecen como guionistas Raymond Chandler y Czenzi Ormonde. Sobre este particular hay que matizar que el primer guionista fue Raymond Chandler, pero por diferentes problemas de entendimientos entre estos dos grandes del cine se acabó la colaboración de Chandler. Entonces se llamó a Czenzi (guionista de Lo que el viento se llevó, entre otras), y se le dió toda la vuelta a la historia, al final poco quedó del guión de R. Chandler.

Reparto
Los actores principales de la película son Farley Granger (que ya había aparecido en "La soga" de 1948, también de Alfred Hitchcock) y Robert Walker (hasta la fecha intervino en películas siempre como actor de reparto y que moriría poco después a la edad de 32 años), que interpretan a los dos personajes que se encuentran en el tren, el tenista Guy Haines y el rico heredero Bruno Anthony respectivamente.
Como actrices secundarias, debo destacar a las que interpretan a las hermanas Morton, por un lado a Ruth Roman (es la reina indiscutible de la serie B e interviene como actriz de reparto en melodramas) que interpreta a Ann; y Patricia Hitchcock (hija de Alfred Hitchcock) que da vida a Barbara.
Debo señalar que Alfred Hitchcock nunca estuvo contento con este reparto.
A mi el resultado final no me parece nada mal, incluso diría que me parece muy bien. El que más me gusta es Robert Walker, y debo reconocer (al igual que tuvo que hacerlo Alfred) que Patricia Hitchcock no está nada mal. Que sepáis que Alfred fue muy duro con su propia hija no sólo durante el rodaje, sino incluso antes: le hizo una prueba como a cualquier otro actor y la trató como a una desconocida, el agente de Patricia Hitchcock la avisó de la prueba sin que lo supiera su padre. Todo un carácter este Alfred.

Argumento
La historia de "Extraños en un tren" narra el encuentro de dos desconocidos. Bruno Anthony, un caprichoso heredero, aborda a Guy Haines, un famoso tenista, en el transcurso de un viaje en tren. Después de una charla amigable en el tren, en el que ambos revelan sus problemas, uno con su esposa y el otro con su padre; Bruno le propone a Guy el crimen perfecto: un intercambio, que cada uno elimine el problema del otro. Así comienza la película.

Lo que ocurre a partir de ahora es ya todo un clásico del séptimo arte. Con escenas memorables como la de Bruno buscando el mechero en la alcantarilla, o el plano del estrangulamiento visto a través del reflejo de las gafas de la víctima, o la escena del tio vivo, por poner unos ejemplos.
Muchas de estas escenas ya las había visto en algún momento incluso antes de haber visto la película, por ello creo que deben ser bastante conocidas, no tanto como la escena de la ducha de "Psicosis", ni como la escena de Cary Grant corriendo por un descampado atacado por una avioneta en "Con la muerte en los talones"; pero de alguna manera si son bastante conocidas.
En esta película Hitchcock vuelve a abordar dos de sus temas más frecuentas en su filmografía: por un lado, la parte maligna del ciudadano modelo, y por otra, la figura del posible falso culpable.
A pesar de que el propio Hitchcock no estuviera demasiado satisfecho con el reparto; creo que el resultado final es realmente genial, es una obra casi perfecta.


FICHA TÉCNICA DE "EXTRAÑOS EN UN TREN"

TITULO ORIGINAL: Strangers on a Train
AÑO: 1951
DURACIÓN: 101 min.
DIRECTOR: Alfred Hitchcock
GUIÓN: Raymond Chandler y Czenzi Ormonde (Adaptación de Whitfield Cook de la Novela de Patricia Highsmith)
MUSICA: Dimitri Tiomkin
FOTOGRAFÍA: Robert Burks (B&W)
REPARTO: Farley Granger, Ruth Roman, Robert Walker, Leo G. Carroll, Patricia Hitchcock, Howard St. John, Laura Elliott, Marion Lorne
PRODUCTORA: Warner Bros
GÉNERO: Intriga


CONCLUSIÓN

Quizás no sea la obra más conocida de Hitchcock, pero sí que es una gran obra, el comienzo de una nueva etapa para este gran director.
Sus dos películas anteriores no habían tenido demasiado éxito ("Atormentada" y "Pánico en la escena"), pero con esta película vuelve a recuperarlo e incluso a acrecentarlo. A partir de ahí, las películas que fue rodando ("Yo confieso", "Crimen Perfecto", "La ventana indiscreta", "Atrapa a un ladrón", "El hombre que sabía demasiado", "Con la muerte en los talones", "Psicosis", "Los pájaros", entre otras) le valieron el calificativo de "Maestro del Suspense".
No es la mejor película de Hitchcock, pero está entre las mejores sin lugar a dudas, es la primera de su etapa de mayor calidad. Y decir, que una película es una de las mejores de Hitchcock, creo que es decir bastante.
En definitivas, imprescindible si te gusta el buen cine de suspense, el cine del más grande dentro del género, el cine de calidad. Todo un clásico de los años 50.

Ollodepez

2 comentarios:

Dids dijo...

Gran película donde las haya, es cierto que no es la más conocida del genio del suspense, pero es una de mis favoritas, la gente habla de los pajaros, de Psicosis, que son geniales pero a mi me gustan más esta, rebeca, crimen perfecto o yo confieso...

Genial post, por cierto!

Ollodepez dijo...

Mi preferida es Con la muerte en los talones, nunca me canso de verla una y otra vez, y siempre descubro algo que no ví las veces anteriores.

Gracias por pasarte y por comentar.

Publicar un comentario